En el panorama de 2024, el grito de guerra a favor de la educación para la sostenibilidad es más fuerte que nunca. Este grito de guerra no se limita a las aulas; también resuena en las salas de juntas y en los espacios de oficina. A medida que nos adentramos en este año, la importancia de dotar a estudiantes y empleados de una sólida educación en sostenibilidad ocupa un lugar central, ofreciendo atractivos beneficios para ambos grupos.


Para los estudiantes: Enseñar a los futuros dueños del planeta

1.          Comprensión holística de los retos globales: La educación en sostenibilidad proporciona a los estudiantes una visión integral de los retos más acuciantes del mundo, capacitándoles para comprender los complejos problemas medioambientales y su interconexión.

2.          A medida que la sostenibilidad se convierte en parte integrante de todos los sectores, los estudiantes con formación en sostenibilidad adquieren una ventaja competitiva. Están preparados para contribuir y prosperar en sectores que valoran las prácticas éticas y la gestión medioambiental.

3.          Los estudiantes formados e informados se convierten en catalizadores del cambio en sus comunidades. Armados de conocimientos, están preparados para iniciar movimientos de base, abogar por el cambio político e inspirar prácticas sostenibles entre colegas y familiares.

 

Para los trabajadores: Catalizar la transformación organizativa

1.          Promover la responsabilidad social de las empresas (RSE): Los empleados formados en conceptos de sostenibilidad se alinean con las iniciativas de RSE de una organización. Se convierten en embajadores, impulsando la agenda de sostenibilidad de la empresa y promoviendo una imagen corporativa positiva.

2.          La formación en sostenibilidad estimula la creatividad y la innovación entre los empleados. Las personas informadas abordan la resolución de problemas con una mentalidad holística, generando soluciones innovadoras que dan prioridad a las repercusiones medioambientales y sociales.

3.          Mejorar el compromiso en el lugar de trabajo: Las empresas que dan prioridad a la educación para la sostenibilidad demuestran un compromiso con el crecimiento de sus empleados y el bienestar de la sociedad. Esto fomenta un sentido de propósito entre los empleados, aumentando su satisfacción laboral y su compromiso general.


Acortar distancias: unir a estudiantes y trabajadores a través de la educación

En la convergencia de estos beneficios se encuentra un resultado compartido: un compromiso colectivo para dar forma a un futuro más sostenible. Tanto si se trata de estudiantes que asumen sus futuras funciones como de trabajadores que navegan por sus horizontes profesionales, la base común de la educación para la sostenibilidad los une en una misión más grande que ellos mismos.

A medida que avanza 2024, el imperativo de la educación para la sostenibilidad se convierte no sólo en una opción, sino en una necesidad. Capacita a los individuos para convertirse en administradores proactivos del planeta, impulsando un cambio positivo dentro y fuera de sus esferas de influencia.

En la sinergia entre educación y acción, Quizzability es un aliado clave, dedicado a facilitar este viaje imperativo hacia la educación para la sostenibilidad. Con la misión de capacitar a estudiantes y empleados, Quizzability ofrece una plataforma dinámica para formar personas informadas, comprometidas y proactivas. En el horizonte de 2024, Quizzability mantiene su compromiso de formar a una generación preparada para liderar el avance hacia un futuro más sostenible y próspero.


Potenciar el cambio: el imperativo de la educación para la sostenibilidad en 2024